¿Por qué decidiste venir a la UNIS?

Me llamo Mónica Raymundo, estudio tercer año de Ingeniería Comercial.

 

¿Por qué decidiste venir a la UNIS?

En el colegio en el que estudiaba en San Salvador nos hablaron de la Universidad y la verdad es que nunca había escuchado nada de la UNIS, entonces vine a verla y me encantó. La accesibilidad con las personas, la formación; fui a ver otras universidades y hasta las personas te dicen que el ambiente es diferente.

 

¿Cómo les dijiste a tus padres que querías venir?

Mi papá falleció durante mi último año de colegio, entonces no tenía cómo hacer para pagar mis estudios y le dije a mi mamá que quería ganarme una beca. Me ofrecieron una beca aquí en la UNIS. Fue muy emocionante, es impresionante la ayuda que te da la Universidad para seguir creciendo profesionalmente.

 

¿Qué resaltarías de tu experiencia durante estos dos años?

Mi experiencia estos años en la Universidad del Istmo ha sido increíble. Me encanta la Universidad. No me pesa estar aquí todo el día. Me encanta que puedas tener una relación más cercana con los catedráticos, no son fríos sino que les interesa que realmente crezcas como alumno. También me gustan las asesorías, se interesan no solo por tus problemas en la universidad sino también en tu vida. Por ejemplo, si bajas el rendimiento de una clase no concluyen que es porque no estudiaste sino que indagan un poco más en las razones, en si hay algún problema… No solo conmigo, sino con muchos de mis amigos.

 

Un elemento distintivo de la UNIS con otras universidades

 

La formación, el ambiente, es distinto. Se nota cuando alguien sale de una u otra universidad, se marca todo el carácter que te plantean como persona. Incluso en Forhum (asignaturas de formación humanística que ofrece la UNIS) que al principio uno piensa que no sirve para nada, ya al final te vas dando cuenta de que sí sirve, que todas las charlas a las que tienes que ir, los libros que lees, aunque a veces solo lo hagas por los puntos, luego ves todo lo aprendiste gracias a Forhum.

 

¿Cuál es el impacto de la Universidad en CA?

 

Creo que a crear profesionales más íntegros, porque eso es lo que de verdad necesita todo el país. Que no solo estudien por la nota, por el 100, sino que se preocupen por otras cosas, que tengan una visión más integrada de todo. Todos, políticos, ingenieros, médicos, todos tienen que tener esa visión íntegra, ese valor, esa moral, que no solo sea por ganar dinero, sino que alguien que quiera más. Y esa visión te la plantea la universidad.

 

¿Cómo plantea la Universidad esa visión?

 

Es implícitamente, nadie te dice qué hacer o qué no hacer, sino que en la formación de todas las clases humanísticas. La asignatura de Antropología me sirvió mucho para conocer las relaciones interpersonales, la dignidad de la persona. Esas cosas te marcan, te ayudan a relacionarlo con tu carrera. No te dicen cómo tienes que relacionarlo con tu carrera sino que te hacen pensar a ti, escribir y reflexionar y de alguna manera si te encuentras en alguna situación en la que necesites saber cómo actuar, lo has escuchado.

 

¿Qué dirías a alguien para animarle a contribuir con la UNIS?

 

Es una buena inversión porque es invertir en educación, en formación y es algo que el mundo de ahora verdaderamente necesita. Si vemos que el mundo está mal, que la sociedad está mal, no me imagino a las próximas generaciones. Tienen que ir mucho más preparados en todo sentido. Es una excelente inversión.

 

¿Por qué crees que es un proyecto que vale la pena?

Vale la pena invertir en la Universidad del Istmo porque la educación es la base de todo. Si invertimos en buenos profesionales, todas las demás fundaciones, todas las demás ramas de servicio a los demás van a crecer también en repercusión de eso. Lo principal para crecer en otros ámbitos sociales es crecer profesionalmente y con valores. Y esta es una Universidad que realmente te plantea el preocuparse por los demás.

 

¿Qué es lo mejor de la universidad?

Me encanta el ambiente, es tan fácil relacionarte con la gente, hacer amistades que de verdad son amistades, incluso con los asesores y profesores. Hacer una relación no solo superficial o de estudio, sino de verdad hasta familia, siempre le voy a tener cariño a la universidad.