¿Qué diferencias puede ver en los alumnos de la UNIS con los de otras universidades?

Santiago es ingeniero en telecomunicaciones y electrónica, tiene una maestría en sistemas de radiocomunicaciones, una certificación de CISCO y una certificación de desarrollador de softwares Java, su campo de acción son las telecomunicaciones y sistemas. Es el director de la carrera de  Ingeniería en sistemas e Ingeniería en telecomunicaciones en la Universidad del Istmo. Llegó a Guatemala hace 9 años desde Cuba, donde trabajaba en una universidad como docente e investigador.

 

“Cuando llegué a Guatemala me instalé en la industria pero amaba, y amo, la docencia y el ambiente universitario. De una forma u otra seguí conectado con la universidad. Finalmente llegué a la Universidad del Istmo”.

 

¿Cómo describiría su experiencia en la universidad?

 

Realmente mi experiencia en la Universidad, yo la segmentaría en varias partes. En primer lugar es un proyecto que está en construcción, tiene todo un bagaje de posibilidades para desarrollar, de la experiencia que tengo de las universidades de Guatemala, de lo que he podido ver, la UNIS está haciendo las cosas de una manera muy diferente o nos está dando la oportunidad de hacer las cosas de manera diferente. Yo creo que la mayor diferencia que hay entre la UNIS y el resto de las universidades es que tiene una muy estrecha relación con la industria, esa estrecha relación con la industria va a marcar el camino de la universidad, al menos en el área de ingeniería.A lo mejor en  otras áreas quizás no sea tan importante, pero en el caso de ingeniería es fundamental porque es la vida. Empresas como Google atentan ya contra las universidades al decir que el 16% de sus empleados no son universitarios. Lo que tiene que hacer una facultad es lograr que el delta entre lo que se imparte y lo que se hace en la realidad, tienda a cero. Y es parte de lo que la universidad no está dando la oportunidad de hacer, acercarnos mucho a la industria, que los estudiantes tengan la oportunidad de hacer prácticas laborales, que los catedráticos los obtengamos de la industria, que los perfiles de egreso vengan de allí, dar una respuesta real a lo que de verdad necesita la industria y no tanto a como yo creo que es. Es un proyecto que tiene un futuro increíble”.

 

¿Cómo cree que influye la filosofía de la Universidad en la formación de sus alumnos?

 

Es muy impactante, el tema humano para la universidad hace la diferencia. Realmente no había estado en otro lugar donde el personal fuera de esa manera, de las instituciones que conozco el personal normalmente no brinda esa alegría, ese sentimiento de preocuparse por la otra personas, eso marca la diferencia en la UNIS.

 

¿Qué diferencias puede ver en los alumnos de la UNIS con los de otras universidades?

 

Veo que el estudiante de la UNIS es un estudiante con muchas cualidades humanas. Yo considero que eso es fundamental. Si uno no tiene valores humanos, si uno no tiene valores éticos,  lo demás va a estar hecho un desastre. Un profesional puede conocer mucho de un área determinada, pero si no tienes valores, ética o moral, vas a fracasar a donde quiera que vayas. La idea es construir en base de ética, de valores, que hay mucho por hacer, sí. Pero existe la voluntad de mejorar, que es lo más importante.

 

¿Cual es el impacto de la Universidad en Guatemala o en la región Centroamericana?

 

La Universidad del Istmo va a ser un referente en la región, no solamente en el país. Si seguimos trabajando de la misma manera en que estamos trabajando, si vamos a la verdadera cultura de servicio. Por la misma forma que tiene la universidad hace que lo que nos interese no sea solo que el estudiante pague, sino que el estudiante tenga cabeza, que piense. Tenemos alumnos con beca del 100%, del 75% del 50% así que lo que más nos interesa es que tengan una cabeza para pensar y que sean capaces de proyectarse en la sociedad. Si compartes eso, si tienes esas competencias y además tienes valores, es increíble lo que se puede lograr. Por esa razón y por la apertura que tenemos con la industria, creo que la universidad va a representar un referente en la región.

 

¿Por qué vale la pena donar a un proyecto como este?

 

Vale la pena porque es un proyecto con un futuro increíble, porque es un proyecto que va a ser un referente, porque es un proyecto que desde su base intenta responder a las necesidades que tiene el país, más allá de las necesidades del país a las necesidades de la sociedad. Creo que las necesidades son formar profesionales integrales e integrales significa en gente que tenga valores y conocimientos profesionales excelentes.

 

Santiago Figueroa (La Habana, Cuba).

Coordinador de Ingeniería en Sistemas e Ingeniería en Telecomunicaciones